Gay por telefono erotico

803 353 142

El precio máximo por minuto de esta llamada es de 91 céntimos de euro si llama desde un teléfono fijo y de 1 euro y 27 céntimos de euro si llama desde un teléfono móvil, impuestos incluidos. Este servicio para adultos reservado a mayores de 18 años está prestado por SOLAIKA SRL. APARTADO DE CORREOS 57204. 28223 MADRID

 

Telefono erotico gay

803 es el teléfono erótico gay número uno en toda España, que puedes llamar a todas hora, todos los días del año y que más sabe satisfacerte con su variedad de chicos y hombres maduros esperando tu llamada caliente. ¿Quieres pasarte un buen rato haciendo sexo telefónico gay, sin esperas, compromisos y sin gastarte el sueldo? Bueno hombre, 803 es tu número afortunado. Llama ahora mismo y ponte en contacto con los chicos más guapos y ardientes o con hombres maduros expertos y viciosos. Tenemos una gran variedad de servicios para que tu encuentres lo que más te pone cachondo: mamadas, puñetas, sexo sado, pasivos, activos, amos, sumisos, travestis, bisexuales, jovencitos, maduros, delgados, gordos, femeninos y mucho más. Cada uno de nuestros servicios de sexo gay por teléfono se destacan de los demás por su calidad, precio económico y discreción. ¡Empieza charlando con nuestros chicos y termina con un buen orgasmo! ¡Llama ahora mismo y verás que irás a repetirlo muy pronto!


Sexo telefonico travestis

Las mejores travestis de España contestan y hacen sexo telefónico travestis a todas horas del día y de la noche. Llama ahora mismo al número 803 estas morbosas shemales y ten el sexo por teléfono que te cambiará la vida. - Me llamo Andrea soy muy bien dotada y tengo buenas tetas, quiero jugar un rato contigo, disfrutar del sexo travestis por teléfono, contarte mis fantasías y escuchar las tuyas. Estoy dispuesta a hacer todo lo que me mandes: me encanta chupar pollas con mi boca grande, comerme hasta los huevos, y que te corras en mi boca caliente. Estoy empalmada con culito respingón. Me mola hacerme puñetas y meterme dildos en directo si lo deseas. Corrémonos juntos y disfrutamos de un rato de sexo por teléfono sin problemas ni esperas, y con mucho mucho morbo. ¡Llámame ahora mismo!

Telefono erotico travestis

¡Hola guapo, conéctate ahora mismo con 803, mi numero de teléfono erótico travestis! Soy Susana, 27 años, de Valencia, estoy segura de que una chica travesti tan cachonda aún no la has conocido. Soy alta, rubia, muy buena, ardiente y seductora, con tetas grandes, pezones duros, y una super polla. Me gusta ponerme ropa interior femenina muy sensual y tengo un montón de juguetes eróticos para disfrutarlo mejor. Soy muy guarra sexualmente y siempre cachonda. Llámame 24 horas, estoy siempre dispuesta a todo para follar, estoy siempre lista para pasar un rato de sexo ardiente, para darte un placer absoluto a todas horas con mi culo respingón lleno de morbo. Te haré los mejores shows de sexo por teléfono hasta que te corres y te mojes con tu misma leche. Me encanta tragarme tu semen caliente. ¡Te quedaras 100% satisfecho y volverás a llamarme muy pronto! Solo para mayores de 18 años.

Relatos gay por teléfono

Relatos gay por teléfono: Mi primera vez con un hombre fue cuando tenía 17 años y mi primo Ruben nos visitó por Navidad. No veía mi primo Ruben desde hace 3 o 4 años y se había hecho un hombre, muy alto y con barba. Ruben tiene casi 10 años más que yo y vive en Bélgica donde trabaja. Él se quedó a dormir en nuestra casa por dos semanas después y compartíamos mi habitación, la cama de mi hermano mayor estaba libre desde cuando se había casado. Yo que ya sabía que me gustaban los hombres y empecé a mirar a Ruben a escondidas mientras que se quitaba la ropa o mientras se vestía. Sus manos, sus piernas largas y fuertes, sus dientes blancos me ponían a cien. Nunca habría pensado que a él también molaban los chicos. La tercera noche como estaba un poco borracho, le ayudé a subir las escaleras hasta mi cuarto y, cuando cerré la puerta, me preguntó si podía ayudarle a quitarle los vaqueros. Yo obedecí en silencio, viendo su polla dura. Me pidió si me molestaba quitarme los míos. No dije nada y lo hice. Me ordenó en voz baja: - Enséñame el culo. Yo era novato pero no tenía el valor de hablar. Empezó a lamerme el culo con su lengua caliente y tras algunos minutos me inició con su rabo enorme. En un principio quería morirme, pero no podía parar su fuerza y me abandoné a sus empujes hasta que no se corrió en mi culo. Cada noche, tras cerrar la puerta, yo me convertía en su sumiso y él en mi amo poderoso. Llámame si quieres saber lo que pasó las noches siguientes.

Este servicio para adultos reservado a mayores de 18 años está prestado por SOLAIKA SRL. APARTADO DE CORREOS 57204. 28223 MADRID